¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico con paneles solares?

Cuántos vatios para cargar un nissan leaf

El doctor David Kuchta tiene 10 años de experiencia en jardinería y ha leído mucho sobre la historia del medio ambiente y la transición energética. Activista medioambiental desde los años 70, también es historiador, autor, jardinero y educador.

El tiempo que se tarda en cargar un vehículo eléctrico depende de tres factores básicos: la rapidez con la que una estación de carga puede suministrar electricidad, la velocidad a la que un vehículo eléctrico puede aceptarla y la temperatura. Pasar de bombear gas a cargar un VE requiere algunos ajustes en el estilo de vida, pero con esos ajustes, el ahorro de costes y la comodidad pueden compensar cualquier diferencia en la velocidad.

El calor también afecta a los tiempos de carga. En caso de calor extremo, el sistema de gestión térmica de la batería reducirá la velocidad de carga para protegerla, y muchas estaciones de carga de vehículos eléctricos prohíben la carga a más de 122 grados F.

Cuando se conecta un VE a una toma de corriente estándar, un inversor en el coche convierte la electricidad de CA en almacenamiento de la batería de CC. Los inversores varían en cuanto a la eficiencia con la que pueden convertir la CA en CC, lo cual es una de las razones por las que los distintos vehículos eléctricos tienen distintas capacidades de carga.

  ¿Cómo se calcula el tiempo de carga de una batería?

Cuántos vatios se necesitan para cargar un coche eléctrico

Mi mujer y yo construimos una casa de energía cero en 2015. El modelo energético que realizamos como parte de ese proceso decía que necesitaríamos generar unos 6200 kWhs al año para proporcionar la energía que se preveía que utilizaría nuestra casa. Así que instalamos un sistema eléctrico solar con esa idea. Resultó que, gracias a nuestras medidas de ahorro de energía bien planificadas y a las prácticas de conservación, en realidad produjimos más energía de la que utilizamos.

Nuestro acuerdo de interconexión (medición neta) nos permite recibir un crédito por cada kWh que generamos por encima de nuestro consumo mensual. Podemos trasladar este crédito cada mes para cubrir el coste de la energía que utilizamos en invierno, cuando nuestra producción es menor. Pero cada mes de abril perdemos cualquier crédito restante y volvemos a empezar a cero en el balance de nuestra factura energética. En cuanto a las políticas de las empresas de servicios públicos, no está tan mal. Básicamente, ganamos el valor de venta de nuestro exceso de generación mensual y tenemos la oportunidad de acumular un crédito durante el verano para utilizarlo el invierno siguiente.

Cargar ev con paneles solares

En la práctica, el tiempo de carga de la batería de un coche eléctrico puede variar entre 10 horas y media hora. Claro, es más largo que llenar el depósito de un coche convencional. Pero en el futuro, con el desarrollo de nuevas soluciones, ¡puede ser de sólo unos minutos!

  ¿Cuáles son las cualidades de un buen conductor?

Es posible tener una estación de carga para vehículos eléctricos domésticos instalada en tu casa. Algunos proveedores de electricidad ofrecen la instalación de un sistema diseñado para recargar los coches eléctricos en el domicilio de sus clientes: un «wall box».

Por un presupuesto de entre 300 y 1.000 euros, el tiempo de carga se reduce casi a la mitad. Esto la convierte en la solución más barata y fácil de poner en marcha. Pero cuidado, a veces es necesario aumentar la potencia de la conexión eléctrica de la casa, lo que puede aumentar la factura.

Este tiempo podría reducirse aún más en los próximos años: el fabricante Tesla está desarrollando actualmente un terminal eléctrico capaz de cargar completamente una batería en cuestión de minutos. La potencia eléctrica necesaria es enorme: 600 kilovatios, ¡equivalentes a la potencia de conexión de 70 casas!

¿Se puede cargar un coche eléctrico con paneles solares portátiles?

Esto no es nada nuevo para los millones de propietarios de coches eléctricos, pero es algo que debería compartirse, enfatizarse y repetirse todos los días para las muchas, muchas, muchas más personas que no tienen un coche eléctrico.

Parece que todos los que no tienen un coche eléctrico quieren saber dos cosas (o, al menos, estas son las dos preguntas que les vienen a la cabeza para preguntar a un propietario de un VE cuando se cruzan con uno): 1) ¿qué distancia puede recorrer? 2) ¿cuánto tiempo tarda en cargarse?

  ¿Qué significan los códigos de la ficha técnica?

En el caso de la recarga en casa, a menos que se encuentre en una situación bastante singular, la respuesta a esta última es probablemente muy sencilla y el interlocutor no se lo espera: «No lo sé, realmente no presto atención». O podrías decir: «Unos segundos».

Conducimos aproximadamente la media de EE.UU., y los últimos días hemos conducido mucho más de lo normal, ya que hemos ido y vuelto varias veces entre nuestra antigua casa y la nueva, además de ir a una tienda de muebles que está más lejos de lo que solemos conducir. Sin embargo, incluso utilizando sólo la carga de 110V, estamos obteniendo mucha más electricidad de la que necesitamos.